Desplegar menú lateral
02/10/2018

El IRTA inicia el proyecto Circular Agronomics para impulsar la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria a nivel europeo

  • Durante los 4 años del proyecto, se realizarán ensayos demostrativos en La Noguera, Osona y el Baix Empordà

Los días 27 y 28 de noviembre se celebró la reunión inaugural del proyecto Circular Agronomics, una iniciativa con financiación europea que reúne empresas, centros de investigación y universidades de 10 países con el objetivo de incrementar la recuperación y el reciclaje de nutrientes a lo largo de la cadena agroalimentaria a nivel europeo y reducir el impacto ambiental de la agricultura, la ganadería y la industria alimentaria. Circular Agronomics trabajará con los principios de la economía circular, con el fin de reducir y reincorporar al sistema productivo el fósforo y nitrógeno residuales provenientes principalmente de la fertilización y de los purines, así como de incrementar la captura de carbono del suelo.

El proyecto tiene un gran componente experimental y demostrativo que se pondrá en práctica en seis casos de estudio a lo largo de Europa, uno de los cuales se llevará a cabo en Cataluña. Cataluña es una zona con una fuerte producción agrícola y ganadera concentrada en áreas muy específicas. El excedente de nutrientes en el suelo, la eutrofización de las aguas subterráneas, las emisiones provenientes del sector y la escasez de agua son algunos de los retos que se buscará resolver en las pruebas piloto.

 

Foto de grupo de los socios del proyecto durante el Kick-off en el IRTA Torre Marimon

 

El estudio se compone de varias partes que se llevarán a cabo en varias ubicaciones. En la granja experimental del IRTA de Monells, la EVAM, se trabajará con la alimentación de precisión en terneros y otras estrategias para reducir las emisiones de gas invernadero y el nitrógeno de los purines e incrementar su valor fertilizante. Los productos obtenidos serán reutilizados en ensayos de fertilización en campos de Osona y el Baix Empordà. Paralelamente, se tratarán deyecciones porcinas en una planta de biogás y se aplicará un secado solar en la fracción sólida del digestato para la obtención de fertilizantes de alta calidad que serán reutilizados en ensayos de fertilización en campos en La Noguera. La reutilización de las deyecciones ganaderas para la fertilización de los campos donde se producirá el alimento para los animales permite crear un sistema cerrado donde se busca una producción eficiente y sostenible al máximo. Por ello, el proyecto contempla una evaluación socioeconómica y ambiental que se aplicará a los seis casos de estudio.

El proyecto Circular Agronomics (H2020 -773649 – Efficient Carbon, Nitrogen and Phosphorus cycling in the European Agri-food System and related up- and down-stream processes to mitigate emissions) tiene una duración de cuatro años y cuenta con la participación de 19 socios de 9 países europeos y una federación de granjeros de 10 países del este de África, con sede en Kenia. Cuenta con un presupuesto de 6.999.795,50 euros provenientes del Programa Horizon 2020 para la Investigación y la Innovación.

El IRTA lidera y coordina el proyecto, liderado por el doctor Victor Riau del Programa de Gestión Integral de Residuos Orgánicos, y donde participan también de forma multidisciplinar los programas de Producción de Rumiantes, Cultivos Extensivos Sostenibles, Agricultura Urbana y Periurbana, la Fundación Mas Badia como third party y CREDA como socio participante.