Desplegar menú lateral
09/07/2019

El INCAVI y el IRTA participan en un proyecto para minimizar los efectos del cambio climático en la calidad del vino

  • El proyecto MINORVIN valorizará las variedades minoritarias de la vid evaluando su potencial para mitigar el cambio climático en la viticultura.
  • Se evaluarán 51 variedades minoritarias con la participación de 16 centros de investigación de toda España

El cambio climático está llevando un incremento de temperaturas y reducción de lluvia. Estos efectos pueden dar lugar a vinos de mayor graduación alcohólica y menos acidez. Además, la viticultura que se ha ido realizando en los últimos años ha conducido a un empobrecimiento en el número de variedades de vid cultivadas y por lo tanto, una erosión genética del cultivo.

Por este motivo, 16 centros de investigación de España se han unido para desarrollar MINORVIN, un proyecto que quiere poner en valor la biodiversidad existente en variedades minoritarias de vid recuperadas en España evaluando su potencial sobre la mitigación de los efectos del cambio climático en la viticultura.

Para conseguir este objetivo, se evaluará en 51 variedades minoritarias de toda España, actualmente infravaloradas, su resistencia a la sequía, su tolerancia a enfermedades fúngicas muy dependientes de la climatología (mildiu y oídio) y su potencial enológico para diversificar la producción de vino.

En Cataluña, el INCAVI y el IRTA trabajarán estudiando el potencial vinícola y enológico de 8 variedades minoritarias de las regiones vinícolas catalanas y efectuando los análisis sensoriales de todos los vinos que se acabarán elaborando de las 51 variedades investigadas en todo el estado a través de los laboratorios y el panel oficial de cata de los vinos de Cataluña.

Esta colaboración se enmarca dentro del i2VI, grupo de trabajo conjunto del IRTA y el INCAVI que ofrece al sector vitivinícola toda la potencia en I+D del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya.