Desplegar menú lateral
Jornada de camp

Jornada Forestal Sant Francesc 2018: La plantación de pino piñonero injertado para la producción de piña

Fecha: 04-10-2018 Ubicación: Garrigàs Precio: Gratuito

El pino piñonero es un árbol típicamente mediterráneo que fue plantado en Cataluña principalmente para la producción de piña y la fijación de terrenos en las zonas arenosas. Actualmente ocupa unas 30.000 ha del territorio catalán, y crece casi siempre encima de terrenos ácidos y arenosos.
Aunque el piñón mediterráneo es un fruto seco muy valorado económicamente a nivel internacional, tanto por su gusto como por sus propiedades nutricionales, en Cataluña prácticamente no hay plantaciones dedicadas a este fruto forestal.

Aunque la producción de piña es muy variable en cada árbol, las masas aclaradas y con copas bien desarrolladas presentan una producción de piña más elevada que las masas más densas. Por este hecho, orientando la gestión forestal al objetivo de producción de piña y realizando los tratamientos silvícolas y culturales adecuados, se consiguen producciones de piña significativamente superiores a las que actualmente se obtienen en los bosques que no están gestionados.

A demás, en los últimos años se está trabajando en la selección de árboles muy buenos productores de piña de distintas procedencias, con el objetivo de propagarlos mediante injerto y obtener una rápida y abundante producción de piña. Los injertos de pino piñonero se pueden hacer encima de patrones de pino piñonero o pino blanco y se puede optar por hacer el injerto encima una una plantación existente o bien, plantar una planta injertada previamente en vivero.

Estas posibilidades abren un abanico de oportunidades para aquellos terrenos forestales caracterizados por una baja rentabilidad en producción de madera, para recuperar el potencial forestal de zonas afectadas por catástrofes (incendios, plagas…) y para aforestar campos abandonados.  

A lo largo de la jornada se hablará sobre la potencialidad de los injertos para la producción de piña y los posibles problemas, y se visitará la plantación de Can Pagès, en el Alt Empordà, donde el 2010 el propietario transformó campos de conreo a plantaciones de pino piñonero injertado para la producción de piña. 

Etiquetas: